La Mujer que teme a Jehová, será alabada
Al hombre el Señor le pide que ore en todo lugar y tiempo, levantando manos santas, sin ira, ni contienda; también le pide que trate a la mujer con amor y comprensión, para que sus oraciones no sean estorbadas. El hombre es cabeza, es el Sacerdote principal de su casa.
 Proverbio 31:30 “Engañosa es la gracia, y vana la hermosura; La mujer que teme a Jehová, ésa será alabada.”
 
1. La mujer esta en el plan de Dios:
 
a. Eva llegó a ser la madre de todo ser viviente en la tierra. Significa vida.
b. Sería la mujer y madre de la simiente (hijo) que aplastaría la cabeza de la serpiente. “Pondré enemistad entre tu y la mujer, entre tu simiente y la simiente de ella.” (Gen.3:15)
c. Dios no solo salvará al hombre, sino también a la mujer. (1 Tim. 2:15) "Pero se salvará engendrando hijos, si permaneciere en fe, amor y santificación, con modestia".
d. Le dio como cabeza al hombre para:
     - Tener dominio sobre ella, un dominio no al antojo del hombre, sino normado por la palabra.
     - Para protegerla, salvarla y santificarla. Tiene autoridad del Señor. (Ef. 5:23.25)
 
 
2. La madre que no tiene esposo (abandonada, viuda, o casada con un no creyente):
 
a. Se salvará al engendrar hijos. (1 Tim. 2; 15)
b. Los hijos le dan honra a la mujer. (Prov. 31:28)
c. La mujer que teme a Jehová, esa será alabada por sus hijos, su marido y el Señor, Él es su marido. (Isaías 54:5)
d. El Señor es defensor de viudas y huérfanos (Salmo 68:5, Lucas 18:6-7)
e. La iglesia debe proveerle (siempre y cuando ella reciba la ayuda)
   - atención y protección
   - Bendecirla
   - Orientación, ayuda y consejo.
 
 
3. La Estéril:
 
La mujer estéril debe pensar y creerle a Dios para tener sus hijos. Ana confió en el Señor y actuó de la siguiente manera:
a. Oró fervientemente
b. Ofreció un hijo varón, como siervo de Dios.
c. Cumplió lo que prometió, y Dios la recompenso grandemente.
Grandes hombres de Dios, fueron concebidos por mujeres estériles, como: Samuel, Jacob, Isaac, Juan el Bautista.
 
CONCLUSION Y APLICACIÓN A NUESTRA VIDA
 
El Señor le pide a la mujer sujeción, obediencia, pudor, modestia en su forma de vestir y conducirse. Que haga buenas obras.   En Proverbios 31, hay 22 versos, todos empezando cada uno con la letra del alfabeto hebreo; resaltando la importancia y el valor que la palabra que Dios le da a la mujer.                                                                   

 

 
Publicado el: 09-08-2009
 
   
   

6 Av. 13-95 Zona 8 de Mixco,
Ciudad San Cristóbal Boulevard Sur
Guatemala, C.A.
info@icjuda.org

Powered by: